«há música, poesia, força e sentimento na tua prosa»



ix

Un día antes del fin del mundo
me gustaría levantar el teléfono
y decirte que me estoy desmoronando
que ya no puedo
que temo más que nunca
que esta ciudad en donde vivo exiliado
se caiga conmigo a pedazos

y sólo querría preguntarte
si también en la otra vida seremos infinitamente miserables
o podremos escapar a tiempo antes de cumplir los 20 años


René Morales Hernández, Notas sobre el fin del mundo